¿Es posible reducir los gastos de consumo de luz de la Comunidad con placas solares?

¿Cómo empezar a ahorrar?

Cada día vemos más instalaciones solares en nuestras ciudades, hogares y negocios. No es de extrañar que la energía solar esté de moda, y hay una explicación; el autoconsumo finalmente se ha regulado desde abril, el precio de los equipos no para de bajar y mejorar y además se unen las ayudas que ofrecen las administraciones públicas para impulsar las renovables. Todo esto ha reducido en gran medida el retorno de la inversión y hace que la energía solar sea la apuesta más segura y rentable para futuro.

Además de todas estas ventajas, le sumamos el hecho de que a raíz del RD 244/2019 queda regulado el autoconsumo compartido. Encontramos el escenario idóneo para impulsar una transición energética. Las regulaciones antes mencionadas son el primer paso para brindar a las comunidades de propietarios la posibilidad de reducir sus facturas de luz y ayudar al medio ambiente. Generar y consumir su propia energía renovable ya es posible.

Cuando un vecino de una comunidad decide apostar por energía solar ¿Qué debería hacer? ¿Dónde empezar la negociación? ¿Cómo es esto de beneficioso? ¿Debo ir con un presupuesto a los vecinos para convencerlos? Descubriremos en este post como solucionar estas dudas que todos tenemos.

¿Es posible instalar paneles solares en la comunidad?

Debido a problemas de espacio y ubicación, no es posible instalar paneles solares en todas las azoteas. El lugar ideal para instalar paneles solares es donde los rayos del sol permanezcan verticales el mayor tiempo posible. En la ley existen tres posibilidades diferentes de instalación para utilizar el autoconsumo compartido.

  • Comparta el mismo edificio residencial, e instalar paneles solares en el techo común de nuestro edificio.
  • Instalado en un edificio vecino dentro de un radio de 500 m. Dónde la instalación se efectuaría entre ambos, para beneficiarse de forma conjunta.
  • Compartir 14 dígitos de la referencia catastral, en donde la instalación se colocaría, también, en un edificio vecino.

¿Cómo llegar a un acuerdo con mis vecinos para la instalación de placas solares en mi comunidad?

Para completar un proyecto como el que estamos hablando, deberemos cumplimentar lo estipulado en la Ley de Propiedad Horizontal. Sin olvidar que las conversaciones previas con sus vecinos son esenciales, por lo que tener los argumentos correctos descritos en este artículo agregará valor a nuestras ideas.

Para materializar la instalación, bastará basta con un tercio de los propietarios que voten a favor de la instalación en la azotea común. Los vecinos que no quieran formar parte de la instalación colectiva no están obligados a participar ni a implicarse. En la LPH, el contrato debe quedar registrado en el acta de la junta (extraordinaria o ordinaria) de propietarios, que se convoca por el presidente o a petición de una cuarta parte del total de propietarios. El voto podrá ser delegado por escrito, por lo que un dossier con las delegaciones de un tercio de los vecinos en el momento de la celebración de la Junta valdrá para dar por aprobada la propuesta.

Deberás contactar con la empresa instaladora, que necesita una serie de datos sobre la ubicación del edificio, el estado de la cubierta, número de plantas…

Esta realizará un estudio solar que se puede presentar como presupuesto. Las empresas instaladoras se suelen encargar de todo el proceso, desde el diseño de la instalación, el montaje y la legalización con la comercializadora si fuera necesario.

Obteniendo con ello la posibilidad de revertir el sobrante a la red, obteniendo un ingreso adicional para la Comunidad de Propietarios que permitirá reducir sus gastos.

¿Cómo se efectuará el reparto de energía?

En principio está abierto a los vecinos que aprobaron y financiaron la propuesta, pudiendo modificarse mediante la celebración de una nueva Junta, donde se especificarán las condiciones de contribución a la inversión, así como su nuevo reparto.

¿Cómo se mide la energía que generamos y consumimos?

Para medir tanto la producción de la instalación como el consumo, necesitamos instalar un nuevo contador junto a la nueva instalación comunitaria. Este medidor mide la energía generada por el sistema fotovoltaico comunitario. A partir de la diferencia en las proporciones que acordamos entre la energía producida y la energía consumida, determinamos y compensamos la cantidad de energía que nos van a compensar o verter a la red eléctrica.

¿Es rentable una instalación de autoconsumo comunitario?

Hay que tener claro que nuestra propuesta gira en torno al autoconsumo comunitario enganchado a la red eléctrica. Lo que significa que en nuestra factura de luz la veremos reducida de forma notable o totalmente, y solo vamos a tener que hacer frente a los gastos fijos (relacionados con la potencia contratada). Será la comercializadora la que decidirá el precio al que pagas la electricidad y el precio al que nos la compensa.

Si esta comercializadora es regulada los precios se fijarán oficialmente. En el siguiente enlace podrás ver cada día su variación (https://bit.ly/2SzwFNQ).

Autoconsumo compartido en números

En estos momentos es factible, viable y muy rentable este tipo de instalación. Con la compensación de la factura de electricidad, debería poder recuperar la inversión en aproximadamente 6 años. Esto quiere decir que nos quedan 19 años para amortizar el equipo en las máximas capacidades, después seguirá funcionando, pero perdiendo propiedades cada año. Se trata de contribuir a una transición energética asequible, de manera conjunta y en manos de las personas a nivel global por un bien común.

Proceso para instalar placas solares en azotea comunitaria

Para concluir y resumir esta publicación, aquí están los pasos recomendados y el orden para realizar el proyecto de instalar paneles solares en su comunidad.

  1. Averiguar si mi terraza es apta para instalaciones de autoconsumo.
  2. Presentarlo al presidente y firmar un contrato firmado por al menos un tercio de la comunidad.
  3. Ponerse en contacto con la empresa instaladora que pueda diseñar el proyecto.
  4. Recopilar datos y facturas y enviarlos a la empresa responsable de la investigación o presupuesto solar.
  5. Cerrar presupuesto y presentación.
  6. Programar cita para comienzo de la instalación de paneles fotovoltaicos o híbridos.
  7. Presentación del boletín, legalización y notificación a comercializadora eléctrica.
  8. Comenzar a ahorrar en las facturas de electricidad produciendo y consumiendo
    su propia energía.

Con este artículo intentamos responder algunas de las preguntas que se hacen en nuestro despacho. López y López Administradores le puede ayudar con este proceso de toma de decisiones con los propietarios de la Comunidad, la valoración y la materialización con la empresa instaladora que decida la Comunidad.

Si desea obtener más información estaremos encantados de ayudarle en todo el proceso desde aquí.

Abrir chat