En España no hay una cultura de la rehabilitación asentada

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de solicitar una ayuda para rehabilitar un piso es la Junta de Propietarios, escenario complejo para la obtención de las mayorías necesarias.

Salvador Díez Lloris, presidente del Consejo General de Administradores de Fincas, interlocutor en muchas juntas de propietarios, reconoció que “a los administradores de fincas nos toca siempre bailar con la más fea. Para Díez Lloris, en España “no existe una cultura de rehabilitación asentada y es muy complicado romper con esa tendencia. Necesitamos apoyo institucional para convencer a los propietarios de lo positiva que es la inversión en rehabilitación tanto por salud como por seguridad o ahorro”.

El administrador de fincas calificó de “muy complicado convencer a los vecinos a pesar de la clara diferencia de precio de mercado entre una casa rehabilitada y otra que no lo está, cuando a veces nos encontramos con casos en los que en cincuenta años ni siquiera han pintado la escalera. Hay que hacer una labor pedagógica importante”.

A raíz del confinamiento, hubo que realizar muchos cambios de reglamento en las comunidades de propietarios para mantener la distancia de seguridad o el número máximo de personas reunidas. Esto, sin embargo, sirvió para agilizar otros puntos conflictivos en su reforma ya que “se han facilitado trámites como la posibilidad de realizar solicitudes telemáticas a la administración, pero se podría mejorar más”.

Para Díez Lloris, convencer a los propietarios de las bondades de la rehabilitación “es lo más difícil. Los edificios que más necesidad de rehabilitación tienen suelen tener los vecinos más vulnerables y con menos recursos porque a menudo son de edad avanzada y es difícil que se animen a entrar en procesos costosos, largos y molestos como las rehabilitaciones”.

Díez Lloris consideró oportuno acompañar las ayudas a la rehabilitación con otras acciones como “facilitar su tramitación y que el volumen de estás sea importante. Sería también necesario cambiar el concepto de rehabilitación y ampliarlo a otros campos como la accesibilidad, algo imprescindible porque de nada nos sirve mejorar el ahorro energético si no tenemos ascensor. Hay que ver las inversiones como un único conjunto”.

Desde López & López Administradores, SL consideramos les aconsejamos que antes de plantear una reforma se asesoren sobre las ayudas que pueden solicitar; En la actualidad existen por accesibilidad y eficiencia energética, esperando que salgan otras para el próximo ejercicio 2022.

Fuente: Fernando R. Gorena

Abrir chat