Valencia agilizara los trámites para las instalaciones fotovoltaicas y ahorrar en la factura de la luz

Valencia va a fomentar la instalación de placas solares fotovoltaicas en los tejados de casas y edificios con un doble objetivo: ayudar a sus vecinos a abaratar el coste de la factura eléctrica en un momento en el que el coste de la energía sigue disparado (el 7 de octubre marco un nuevo récord de 302,23€ el megavatio/hora) y, al mismo tiempo, contribuir a la lucha contra el cambio climático mediante la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero que supone el autoconsumo de energía solar. Para ello, la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento aprobó el viernes 10 de septiembre una modificación de la Ordenanza de Captación Solar que permite simplificar los trámites para colocar estos elementos, que solo requerirá una declaración responsable. Para los consumidores, esta nueva fuente de energía podrá suponer un ahorro (dependiendo de los hábitos y los tramos horarios) de hasta el 40%.

El alcalde, Joan Ribó, y el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramón, han expuesto los detalles de la iniciativa, que el primer edil ha vinculado con el pacto suscrito entre las cuatro grandes ciudades de España en el Senado para conseguir que en 2030 sean climáticamente neutras en cuanto a emisión de gases contaminantes, y con la escalada del precio de la electricidad de los últimos meses.

Según ha explicado Ribó, instalar una placa solar por parte de particulares era “un vía crucis” en València, ya que la ordenanza, de 2008, contempla las térmicas, pero no las fotovoltaicas. Por ello, el trámite para instalar este tipo de dispositivo se hacía largo y farragoso, algo que ahora pretenden cambiar para conseguir “una vía rápida” que favorezca su implantación generalizada.

El alcalde ha citado los tres ejes en los que la ciudad trabaja para reducir las emisiones contaminantes: la movilidad (con más carriles bici, aceras y transporte público), la agroalimentación (que consume el 25% del total de los gases de efecto invernadero) y las casas. En este último apartado se enmarca la propuesta de generalizar la energía solar mediante la autoproducción, y también se preparan acciones relacionadas con los sistemas de eficiencia energética (cambio de la iluminación pública que ha reducido mucho el coste y el consumo) y el aislamiento de las viviendas que evite el consumo desaforado de energía.

“Es muy importante decir a la población que tiene una ventana de oportunidad que les puede ayudar, y ellos pueden ayudar a que València sea una ciudad ejemplar en la lucha contra el cambio climático”

De hecho, quien opte por instalar placas solares en su vivienda tendrá una serie de ventajas fiscales (desde abril está en vigor una reducción de hasta el 50% en el IBI, dependiendo del valor catastral, y de hasta el 20% en el ICIO, el impuesto de obras). A ello hay que sumar las ayudas europeas Next Generation EU que irán enfocadas también en esta dirección.

Según los cálculos del Consistorio, las placas conseguirán un ahorro de aproximadamente el 40% de su factura de la luz (en función del consumo y los hábitos) y la inversión, que puede ir de los 1.000 a los 5.000 euros en función de los metros cuadrados instalados, se amortizará en aproximadamente cinco años.

Actualmente es muy buena inversión en un momento en que los precios de la luz se están disparando. De esta forma, ayudamos a los valencianos a reducir el coste de la energía eléctrica con una posibilidad real y a la vez contribuimos a la lucha contra el cambio climático. Es una idea importante, interesante y que nos gustaría que los valencianos puedan poner en marcha”, ha insistido Ribó. El Gobierno local ya se ha puesto en contacto con los administradores de fincas para que fomenten la instalación de estas placas en las terrazas y tejados de las comunidades de copropietarios de edificios.

Por su parte, Alejandro Ramón concejal de Emergencia Climática y Transición Energética ha afirmado que se facilitará al máximo la instalación de placas fotovoltaicas de energías renovables, para que la ciudadanía pueda generar su propia energía sostenible a un precio más barato que el del mercado.

Con las placas solares, ha explicado, “se evita tener que pagar esos altos precios de consumo, porque en las horas punta hay luz solar y se está generando la propia energía”.

Para más información y gestionar la tramitación, los interesados deben ponerse en contacto con la Oficina de la Energía, que les asesorará de forma totalmente gratuita.

Desde López y López administradores animamos a todos los propietarios a aprovechar esta tecnología ya sea para uso particular o comunitario y reducir los costes energéticos, todo sea por un bien común y propio para todos.